Salón de la Fama UFC: Daniel Cormier admitió haber hecho el truco de la toalla para llegar al peso en la UFC 210

Salón de la Fama UFC: Daniel Cormier admitió haber hecho el truco de la toalla para llegar al peso en la UFC 210

MMA

Salón de la Fama UFC: Daniel Cormier admitió haber hecho el truco de la toalla para llegar al peso en la UFC 210

By

LAS VEGAS – Daniel Cormier ya es, oficialmente, un miembro del Salón de la Fama de la UFC y tuvo un par de cosas que sacarse del pecho durante su discurso de inducción.

Desde su pesaje oficial en la UFC 210, Cormier se ha mantenido firme en su convicción de que no hizo trampa cuando registró su peso oficial en la segunda vez previo a su pelea por el título contra Anthony Johnson.

En su primer intento, Cormier se subió a la báscula y pesó 206.2 libras, pero en su segundo intento y como por arte de magia, llegó al límite de los 205 tan solo unos poco minutos más tarde. A ese incidente se le llamó “Towelgate”.

Más de cinco años más tarde, y como parte de un hermoso discurso en el que le agradeció a sus difuntos padres, a su mánager Bob Cook y a sus compañeros de equipo como Cain Velasquez, entre otros, por el éxito en su carrera, Cormier finalmente reveló lo que pasó ese día.

“Amigos, quiere decirles algo porque creo que este es el momento de ser completamente transparente”, dijo Cormier. “Creo que puede que haya tomado la toalla en Buffalo.”

“Luego de no haber cumplido con el peso por 1.2 libras, regresé caminando, eran 1.2.  Créanme, intenté rendirme, traté de abandonarlo. Tenía que perder una libra, hasta le hablaron a mi esposa para que me convenciera de volverme a meter a la tina. Yo dije: ‘De ninguna manera, esta m**rda se acabó’, y ella me dijo ‘Daniel, solo toma un baño caliente’, y le dije ‘No es tan sencillo’.”.

Ahí fue cuando el nutricionista de Cormier, Dan Leith, le recordó algunos de los trucos que los luchadores utilizan para engañar al sistema cuando se subían a la báscula un poco más pesados de lo esperado.

“Él me dijo, ‘DC, ¿recuerdas aquel viejo truco de las luchas?’”, continuó diciendo Cormier. “Y le dije, ¿puedes pararte detrás de mí? Porque hay dos, puedes poner tus manos atrás de ti y la persona te carga. Y el me dijo, no, el de la toalla.”

“¿Pero entienden todas las cosas que tienen que darse para que eso pueda funcionar? Miré hacia abajo y no podía creer mi suerte. Soy un tipo afortunado. Incluso cuando perdía, de alguna forma el cinturón regresaba a mí. Era como, soy un tipo con suerte. Así que miré hacia abajo y el comisionado estaba en el piso viendo la báscula. Había una segunda persona: una señora. Veo hacia abajo, ella está justo al lado de él, así que agarro la toalla como, ‘¡M**rda, no hay nadie que nos vea!’”

Una vez liberado del peso que cargaba a raíz del “Towelgate“, solo quedaba una cosa más por hacer: disculparse con su oponente de la UFC 210, a quien Cormier terminó derrotando con una llave en el cuello en el segundo round.

“‘Rumble’, lo siento, mi amigo”, dijo Cormier con una sonrisa.

 

Artículo traducido por Ana Lucía Toledo

Más

Más ParaGanar