Jim Larrañaga trolleó a Charles Barkley cuando Miami derrotó a Auburn

Jim Larrañaga trolleó a Charles Barkley cuando Miami derrotó a Auburn

Basquetbol

Jim Larrañaga trolleó a Charles Barkley cuando Miami derrotó a Auburn

By

La vida no puede ser mejor para Jim Larrañaga, el entrenador del equipo de basquetbol de Miami. Larrañaga ha traído estabilidad y excelencia (ocasional) a Miami y en los últimos 11 años ha sido un líder muy respetado del programa de los Hurricanes.

Además de eso, y nos disculpamos por desviarnos del tema, vive en Miami, donde siempre está soleado y el clima es hermoso y puedes ir a la playa todo el año. Honestamente nos duele sentir tantos celos.

Otra forma en la que podemos sentir celos de Larrañaga es el continuo éxito que ha tenido su programa durante el March Madness de este año. Tras apabullar a Auburn, el No. 2, por 79-61 y humillar a su preciado talismán en el proceso, podemos perdonar a Larrañaga por estar orgulloso de sus jugadores.

No es muy común ganarle repetidamente al segundo sembrado.

Traducción: Miami es el segundo sembrado de dos dígitos de los últimos 15 torneos de la NCAA en derrotar al No. 2, y ahora comparte lugar con (15) Middle Michigan en 2016 vs Michigan State.

 

El próximo fin de semana sería la primera vez que Miami jugara en un Sweet Sixteen desde 2016, así que seremos más relajados con su entrenador.

Pero como Larrañaga estaba por las nubes después del discurso de la victoria de su equipo, nadie quedó a salvo de sus comentarios, ni siquiera la leyenda bailadora de Auburn Charles Barkley.

Verán, durante su programa, Barkley aseguró que, en caso de que los Tigers le ganaran a los Hurricanes de Larrañaga,  se quitaría la camisa. En sus comentarios tras el juego, el entrenador estaba demasiado contento y quiso compartir lo desdichado que hubiera sido al ver a Barkley sin camisa.

Traducción: Jim Larranaga en su declaración: “Estaba al pendiente de los partidos antes del nuestro y escuché a Charles Barkley decirle a su equipo de CBS que si Auburn ganaba, se quitaría la camisa. Y yo pensé para mis adentros: “Hombre, nadie quiere ver a ese Charles”.

 

Auch. Si estuviéramos en los zapatos de Barkley, podríamos sugerir una respuesta, pero seguramente estaría abriendo una caja de Pandora y dando pie a una retahíla de insultos.

Larrañaga: 1.

Barkley: 0.

 

Artículo traducido por Ana Lucía Toledo

Más

Más ParaGanar