Funes Mori y los mercenarios del Tri, naturalizados por negocio

Funes Mori y los mercenarios del Tri, naturalizados por negocio

Funes Mori y los mercenarios del Tri, naturalizados por negocio

El Tri

Funes Mori y los mercenarios del Tri, naturalizados por negocio

By

Cada que un técnico de la selección mexicana vislumbra la convocatoria de un futbolista naturalizado surge el mismo debate, ¿quiénes sí tienen el mérito de jugar para México y quiénes no?

Y digo mérito porque derecho por supuesto que lo tienen, ante la Constitución mexicana son mexicanos y la acción de negarle un trabajo a un futbolista por su nacionalidad de origen incluso podría ser considerado un acto discriminatorio, pero no es suficiente. Necesitas ser capaz de convencer a millones de mexicanos que en verdad estás representando a México.

Lo de Funes Mori queridos lectores, es puro negocio y es muy probable que juegue el Mundial de Qatar 2022, ahorre otro tanto de millones jugando en México y se regrese a Argentina a disfrutar su retiro con éxito. El Tri habrá sido una gran anécdota por contar.

México y su historia con los naturalizados.

Desde hace 85 años se han convocado jugadores naturalizados, los registros indican que Julio Lores, peruano de nacimiento, fue el primero en vestir la camiseta del Tri de 1935 a 1938 e incluso salió bicampeón de goleo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

La historia moderna pone a Gabriel Caballero como el primer naturalizado convocado tras muchos años. Javier Aguirre lo llevó al Mundial de Corea-Japón 2002 y jugó tres partidos.

Después de él vinieron nombres como: Guille Franco, Sinha, Leandro, Lucas Ayala, Vuoso, Chaco Giménez, Lucas Lobos y Damián Álvarez en 2012, el último que fue convocado.

Los que sí y los que no

El debate existirá por siempre al estilo qué fue primero, el huevo o la gallina. Existen voces a favor y otras en contra, pero hay un aspecto en el que todos coincidimos, no todos los extranjeros que llegan a jugar a México y se naturalizan lo hacen por las mismas razones.

Hay futbolistas que ven la nacionalidad como un negocio con sus equipos para liberar la plaza de extranjero, esto era más común en los tiempos del límite de extranjeros a cinco por equipo. Hay futbolistas que la solicitan porque tienen hijos nacidos en México y como cualquier persona que emigra para trabajar, si les va bien se quedan y si les va mal se van.

Otros tantos futbolistas quieren cumplir el sueño de jugar un Mundial y en su país de origen nunca los han convocado. Y también hay un grupo de jugadores que emigraron jóvenes y se formaron futbolísticamente en México. Curiosamente este grupo es el de mayor aceptación entre la afición mexicana.

Sinha, Gabriel Caballero, Leandro y Chaco Giménez llegaron muy jóvenes, incluso Sinha debutó en primera división en México. Se formaron en el futbol mexicano, de alguna manera representan más los valores mexicanos que ciertos jugadores que llegaron siendo figuras y los convocaron al Tri por interés, algunos de ellos ni siquiera viven ya en México.

¿Está bien negarle a un extranjero la oportunidad de representar a otro país?

Pienso en el ejemplo del Chaco o Leandro, ambos extraordinarios futbolistas con una trayectoria intachable en el futbol mexicano, de los que quisieras que lleguen siempre.

Los dos echaron raíces en México, incluso el hijo mexicano del Chaco Giménez , Santiago, hoy representa al Tri con orgullo y también es argentino. Lo han hecho público, haber representado a México fue un sueño cumplido.

Hay de naturalizados a naturalizados, sin demeritar el derecho constitucional de ser mexicanos. El mundo está globalizado, en Europa vemos muchos ejemplos de jugadores de diferentes nacionalidades que llegaron muy jóvenes por diversas razones y desarrollaron una carrera en el futbol.

El mismo Messi pudo haber jugado para España y ¿quién lo hubiera cuestionado?, llegó de niño, se formó en Barcelona, lleva más años viviendo en España que en Argentina, pero fue su elección representar a su país de nacimiento.

Ya lo dijo Chavela Vargas, extraordinaria cantante costarricense de música ranchera naturalizada mexicana: “Los mexicanos nacemos donde nos da la rechingada gana”.

 

 

Más

Más ParaGanar
Home